¡Ahí Esta LA PRESA!

(Español)

CAPITULO 5

“LOS ELEMENTOS ESENCIALES PARA HACER DISCÍPULOS”  O

“LA CURA DEL DOCTOR PARA LA GRAN OMISIÓN”

(Lucas 1:1-4)

 

 

“Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron aquellos qué desde el principio lo vieron con sus propios ojos y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teofilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido.”

(Ver. Reina-Valera 1960) *

 

“Desde que (como es bien conocido) muchos han tratado poner en orden e  incorporar una (completa) narrativa de los hechos ciertamente establecidos que han sucedido y cumplido en nosotros y entre nosotros, exactamente como fueron  pasados a nosotros, por aquellos que desde el comienzo (oficial) (del ministerio de Jesús '), fueron testigos oculares y ministros de la Palabra (es decir, de la doctrina acerca del logro de la salvación en el reino de Dios a través de Cristo), me ha  parecido  bueno y deseable a mí también, (yo he determinado) después de haber investigado diligentemente y seguido todas las cosas estrechamente y rastreado el curso de los hechos con precisión desde el más grande al mas mínimo detalle desde el principio, el escribir un recuento ordenado a usted, muy excelentísimo Teofilo, (Mi propósito es) que usted pueda saber la verdad plena, y entienda con certeza y seguridad contra todo error, los testimonios (las historias) y doctrinas de la fe de las cuales usted ha sido informado y en las cuales usted ha sido instruido oralmente.”

(Biblia Amplificada en Ingles, Traducción Literal)

 

Las narrativas sobre los hechos establecidos entre nosotros, así como los testigos oculares quiénes se volvieron ministros del mensaje y lo han pasado a nosotros, yo también, muy excelentísimo Teófilo, ya que lo he investigado todo cuidadosamente desde el principio, me he sentido impulsado a escribirle a usted, para que pueda saber bien, la certeza de esas cosas en las que usted ha sido enseñado.”

(La traducción de Williams) *

 

“Del autor a Teofilo: Muchos escritores se han dedicado a preparar un testimonio  de los eventos que han sucedido entre nosotros, siguiendo las tradiciones pasadas a nosotros por los testigos oculares originales y siervos del Evangelio. Por lo cual Yo, en esta oportunidad, su Excelencia, como uno que ha revisado el curso entero de estos eventos en detalle, he decidido escribir una narración de la secuencia de los eventos para usted, para darle conocimiento auténtico sobre las materias de las cuales  usted ha estado informado.”

(La Nueva Biblia Inglesa, Traducción Literal) *

 

* Debido a que este texto es tan técnico y completo, sería sabio leer y re-leer varias veces estos textos impresos, buscando capturar cada palabra y cada inflexión de las frases. El texto es ilimitado e insondable, por lo cual necesita y merece la máxima atención.

 

El salmo 119:18 guarda esta oración: “Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley.” Permítame instarle a hacer esta oración continuamente mientras usted lee y estudia este mensaje. Salmo 119:130 dice, “La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples.” Pueda esto ser verdad para nosotros mientras estudiamos estas cosas juntos.

 

Empecemos nuestro estudio mirando la progresión de esta línea meditativamente:

El Verbo > La Carne > El Verbo > La Carne > El Verbo > (ponga su nombre aquí) > El Verbo > La Carne

 

Esta progresión representa la forma del avance del Evangelio entre los hombres a lo largo de la historia del movimiento cristiano (Romanos 10:14).

Comencemos con  “el verbo,” el “Logos.” Fue hecho carne y habitó entre los hombres (Juan 1:14). Cada avance de aquí en adelante es una forma modificada de la misma fórmula, el Verbo hecho carne. En el proceso del tiempo, por un milagro de la gracia y el poder de Dios, Su salvación fue “encarnada” en usted. En este  punto, su nombre entra en la progresión como se sugiere en la línea de arriba y, ambos, su destino y " su vocación” cambiaron para siempre. Ahora una pregunta práctica se presenta. ¿Dado que su nombre  ha entrado en la progresión, continuará la progresión del pasado al futuro a través de usted? ¿O el eslabón se romperá con usted en el momento de su muerte? ¿Se parecerá: CARNE > el VERBO > la CARNE. ? ¿La progresión que debería continuar  terminara en usted?

 

Enfrente la pregunta de nuevo: ¿Continuará la progresión a través de la historia debido al papel que jugó en su vida mientras usted estaba vivo? Si la progresión va a continuar con usted, hay una vocación que usted debe aprender, y ya se prescribe para usted en la Palabra de Dios. Si usted sólo gana a otra persona para Cristo, el eslabón probablemente se romperá con la persona que usted gana. Si usted gana a alguien y lo entrena sin darle una conciencia e implementación plena de “la norma” (preparación multiplicadora de discípulos de visión e impacto mundial), la progresión probablemente se romperá con la persona que usted gana y adiestra. De hecho, usted lo hará sólo un “buen Cristiano.” Es solamente cuando usted gana y adiestra a alguien según la norma Bíblica revelada, que Dios garantizará que la cadena no se romperá, y usted mismo garantizará su continuación poniendo el  fundamento para muchas generaciones.

 

El Evangelio de Lucas, escrito por el único escritor gentil de la escritura, es un texto monumental el cual alienta, una y otra ves, la preparación de discípulos de impacto mundial.  Haciendo discípulos con visión e impacto mundial es la norma para el avance del Evangelio en el Nuevo Testamento. Tenga presente que Lucas no era un apóstol, ni un predicador, ni evangelista, ni incluso diácono ordenado. Lucas era un gentil, científico,  médico y un historiador aficionado,  el cual fue hecho infalible por la inspiración del Espíritu Santo. Haga una pausa sobre la palabra “aficionado”, en la oración precedente. La palabra muestra a Lucas ciertamente como un historiador. La palabra describe a una persona que se compromete con una actividad por el puro amor a esta. El Dr. Lucas permanecerá para siempre como uno de los más grandes ejemplos de la norma del VERBO a la CARNE al VERBO del Nuevo Testamento. Los primeros cuatro versos del Evangelio según Lucas forman una introducción al documento, y parecen (por la redacción gramatical del texto)  haber sido escritos después de que el cuerpo del documento fue completado. En estos versos podemos ver uno de los más grandes ejemplos del discipulado en la Biblia.

 

En su notable introducción, El Dr. Lucas demuestra cuatro características esenciales de un discipulado multiplicador de visión e impacto mundial. Cualquier discípulo que vaya a  experimentar la realidad de la gran visión de Dios para sí mismo, su generación y generaciones futuras deben encarnar  estas cuatro características en su propia vida y deben, a su vez, inculcarlas en cualquier discípulo que Dios le dé.

 

El Dr. Lucas aceptó la responsabilidad de edificar a Teofilo, comprometido en la investigación esmerada a favor de Teófilo, desarrolló los recursos precisos para equipar a Teofilo, e hizo todo lo humanamente posible para generar una reproducción persistente de discípulos multiplicadores de visión e impacto mundial a través de Teofilo. Lea esta última frase con  gran cuidado, meditando en ella`. “Considera lo que digo, y el Señor te dé entendiendo en todo” (II Timoteo 2:7)

 

I. LA RESPONSABILIDAD PERSONAL

 

Si usted va a seguir la norma del Nuevo Testamento, usted debe asumir la responsabilidad de edificar a las personas en los discípulos del nuevo testamento.

 

Lucas empezó reconociendo los esfuerzos loables de otros para componer un recuento de la vida de Jesús y su ministerio. Aunque otros habían dedicado mucho trabajo y esfuerzo para preparar una narrativa acerca de Jesús, Lucas dijo, “también me pareció bueno a mí...” El Espíritu Santo estaba trabajando a través de Lucas para hacer mucho más de lo que Lucas podría imaginar. Lucas vio a un hombre—Teofilo. ¡Dios vio muchas generaciones, incluso nosotros! Lucas escribió un documento a un hombre. ¡Dios preparó un Evangelio increíble para todas las generaciones futuras! Nosotros podemos ver sólo un discípulo, pero Dios ve las masas que el discípulo impactará.

 

La historia de la iglesia cristiana demuestra que este concepto divino, es trágicamente, para las mentes humanas, muy fácil de pasar desapercibido. Si usted no hace discípulos, usted discrepa con la norma de Jesús y desobedece el orden de Jesús. ¡Si usted no edifica a sus discípulos con el modelo de un discipulado reproductor consumado de visión e impacto mundial, usted no ha estado de acuerdo con, ni se ha conformado a la norma de Jesús—sin importar cualquier cosa que pueda ser verdad en su vida! El propio Evangelio es  predicado en acuerdo con Dios (Romanos 10:9; Mateo 10:32, dónde “confesión” significa, acuerdo con) pertinente a  nuestra completa falta de conformidad a Su norma. Entonces, nosotros somos movidos por el Espíritu Santo a estar de acuerdo con la aseveración de Dios acerca de Su Hijo Jesús. Nuestra vida entera de aquí en adelante será  el estar de acuerdo con Dios y su voluntad. Cuando nosotros examinamos Su mandamiento y Su modelo para hacer discípulos, nosotros vemos que no es suficiente para un Cristiano el ministrar a las personas, ser amable con las personas, buscar la forma de satisfacer las necesidades de personas, o simplemente un buen y fiel asistente a la iglesia. Nosotros debemos escoger en contra nuestra  (“niéguese a sí mismo”, Mateo 16:24) y así estará  totalmente de acuerdo con Dios. Ya que nos dice que cumplamos la Comisión de Jesús “mientras  andamos,” nosotros no debemos tomar un paso más sin implementar tanto Su Mandato como " Su Método por cumplirlo.”

 

Considere las palabras de nuestro Maestro en Juan 15:16: “No me elegisteis vosotros (el énfasis mayor) a mí, sino que (el énfasis mayor) yo os elegí a vosotros, y os he puesto (el énfasis mayor) para vayáis y llevéis (la acción continua)  fruto, (el énfasis mayor) y vuestro fruto permanezca (el presente infinitivo), para que todo lo que pidiereis al Padre en Mi nombre, Él os lo dé.” ¿Cuál es el uso práctico del  fruto? Un árbol que lleva fruto nunca se come su propia fruta; es para alguien más. Una parte del fruto es alimento,  pero la otra parte es para la reproducción. La semilla en la fruta hace perpetuo el proceso de la producción de comida y la reproducción de del fruto. ¿Cuántas semillas hay en un mango? ¡Una sola! ¿Cuántos mangos hay en una semilla del mango? ¡Sólo Dios sabe!

 

Usted  ha sido insertado al Reino de Dios para que tome responsabilidad propia por la próxima persona disponible. ¡Sin embargo, nada de esto es automático!. Hoy usted se cruzará en el camino con innumerables personas en las muchedumbres de la vida, personas que podrían estar disponibles al proceso del discipulado, (dando el alistamiento correcto, información y entrenamiento),  y quizás usted ni siquiera  notaria  uno solo de ellos. A menos que usted “vea y oiga” según el punto de vista de Dios, usted nunca cumplirá su responsabilidad para la próxima persona disponible.

 

Permítame recordarle que la pregunta, ¿“Soy yo el guarda de mi hermano?” ¡Fue dirigida a Dios con un corazón lleno de odio y a la defensiva por el primer asesino del mundo! Si yo no me uno a Jesús en asumir responsabilidad propia para edificar a la próxima persona disponible para que impacte al mundo, yo estaría tomado parte con el sentimiento de un asesino. La respuesta Divina a la pregunta de Caín es, “Sí, usted es el guardián de su hermano”. Más importante aún, usted es el hermano de su hermano!”, Así que, ¿cómo té esta yendo con tu Abel? Usted puede decir como Lucas, “me pareció bueno a mí también”. Yo asumo la toda responsabilidad por la persona que Dios me ha dado.”

 

II. LA INVESTIGACIÓN ESMERADA

 

Si desea seguir la norma del Nuevo Testamento, usted debe comprometerse con la investigación esmerada de la palabra por causa de su discípulo. Jesús dijo, “Por amor a ellos, yo me santifico,” y su vida debe hacer eco de ÉL. No es suficiente el simplemente estudiar la Biblia. Hay personas involucradas en estudios de la Biblia que nunca edificaran a un discipulador  reproductor que impacte al mundo por todas partes. ¿Por qué? La razón es simple: ni la percepción del maestro de la Biblia ni el estudiante de la Biblia se ajusta a una visión de impacto mundial. Aquellos involucrados en el estudio de la Biblia no lo ven como un medio de impacto mundial ni ellos forman un currículo del estudio Bíblico para edificar intencionalmente  a aquellos que impacten al mundo.  En cambio, ellos estudian la Biblia meramente para “aprender más”  y para ser “Buenos Cristianos.” Incluso es cuestionable acerca de que si ésos son los motivos dignos para un Cristiano. Lo más trágico de todo, es que esto produce, solo la obtención de conocimiento del Evangelio, en lugar del plantar semillas que se reproducirán en vastas, e inmensas cosechas espirituales hasta lo último de la tierra, y hasta el fin de los tiempos. Cualquiera puede leer la Biblia para sí. Sin embargo, el impacto mundial sólo surge de las vidas de aquellos que intencionalmente se comprometen en la investigación diligente con el propósito de verdaderamente conocer y seguir a Cristo y darlo a conocer a otros.

 

Observe el verso número tres y note la palabra “investigó”. Esta palabra lleva la misma intensidad de las palabras “usa bien ” en II Timoteo 2:15 y es la misma palabra  seguido, (conocimiento completo)” en II Timoteo 3:10, dónde Pablo dijo a Timoteo, “Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia... ” La palabra griega en Lucas 1:3 y en II Timoteo 3:10 es parakolutheo (parakleto) que significa “acompañar lado a lado, seguir estrechamente, para asistir cuidadosamente a.” Metafóricamente, el parakolutheo quiere decir, seguir estrechamente, un sendero mental claramente establecido, por uno que frecuentemente ha viajado el terreno,  investigando cada detalle y no dejando ninguna piedra sin mover. Permítase el lector meditar durante un buen lapso  en esta última frase. De nuevo, “considera lo que digo, y el Señor te dé entendiendo en todo” (II Timoteo 2:7) El sendero mental o curso, en el texto, se comprende de los eventos reales que involucran a Jesucristo de la eternidad a la eternidad. Cuando Jesús dejó el Cielo y entró a las dimensiones del tiempo y el espacio, Él labro un sendero en el terreno duro y rápido de la historia. Cada Cristiano debe mental y espiritualmente seguir ese sendero, escudriña cada detalle, para que él pueda reproducir esos mismos detalles en su propia vida y así trazar con estos detalles un rumbo y " un plan de estudios”  para sus propios discípulos. Esto requerirá de una investigación esmerada.

 

La palabra parakolutheo, (parakleto), lleva otra sombra de significado. Significa “para calcar, remontar, trazar ” La idea nos lleva al trazado de un contorno o un cuadro por un niño. El niño cubre el cuadro que él quiere calcar con una hoja de papel delgada y metódica y meticulosamente traza cada línea, cada trazo, cada sombra. El producto acabado es entonces una copia al carbón de la imagen del original hasta el más mínimo detalle. Así que Lucas se dedica a trazar el carácter y reproducir el corazón y la pasión de Jesús de Nazaret. Cuando Lucas quitó el instrumento de escritura de la última página de su Evangelio, la belleza de Jesús, Su humanidad y Su compasión para con humanidad sobresalieron  reveladas en radiante esplendor. El producto acabado de Lucas es diferente al de cualquier otro escritor del Evangelio. Era el Espíritu Santo Quién guió cada movimiento de la pluma de Lucas para trazar la imagen de Dios en la humanidad de Jesús. ¡Nosotros, también, debemos seguir la dirección de Lucas trazando el carácter de Jesús, el curso que Él siguió, y el plan de estudios que Él usó para impactar a los hombres. ¡Por lo tanto nosotros debemos ir y hacerlo igualmente!

 

Antes, nosotros mencionamos a II Timoteo 2:15. La palabra griega que se usó allí y se tradujo, “dividiendo correctamente” en la Versión Inglesa del Rey Santiago  (King James),”que usa bien” en la versión Reina-Valera, que se  relaciona estrechamente al parakolutheo, es la palabra orthotomeo. Póngase a pensar en esta palabra para un momento. Piense en las otras palabras que usted sabe que empiezan con el prefijo, ortho. La ortodoncia significa, “los dientes rectos,” o “los dientes correctos.” La ortopedia significa “los huesos rectos,” o “los huesos correctos.” El término orthotomeo es una palabra griega compuesta, orthos que significa “derecho,” y “temno”  que significa “cortar, dividir, para manejar hábilmente.” Lucas era ciertamente un doctor en  medicina muy competente y experimentado, uno que había sido, agudamente hecho consciente de la importancia crucial de los detalles técnicos a través de su vocación. Lucas entendió que si una señal o síntoma no fuesen detectados, podría significar la muerte a su paciente. Él era mayordomo responsable de las habilidades, información y aplicaciones que tratan con situaciones de vida o muerte. ¡Y él supo que este asunto era una situación de vida o muerte, cielo o infierno!

 

La mejor investigación histórica  indica que Lucas fue científicamente entrenado en la escuela de medicina en Tarso (de hecho, algunos estudiosos han sugerido que Pablo, Lucas, y Teofilo pudieron haber sido compañeros de estudios en esa universidad), y así él había recibido el mejor entrenamiento disponible en el campo de la medicina de ese entonces. De cualquier manera, es muy posible que Lucas, un estudiante de medicina sobresaliente, conoció a Saulo, un teólogo y escriba consumado, antes de que ellos se conocieran en el Libro de los Hechos (Hechos16) Parecería que Pablo, debido a un problema médico serio (el Libro de Gálatas nos hace pensar en un problema muy serio de sus ojos), fue a obtener los servicios de Dr. Lucas. Parece probable que Pablo -quizás en el curso de la visita- compartió a Cristo y el evangelio con el Dr. Lucas, mientras Lucas estaba tratando los ojos de Pablo para corregir su visión deficiente, Dios en la persona del espíritu santo irrumpió en la oscuridad de la ceguera espiritual de Lucas con “la luz del glorioso evangelio de Cristo quién es la imagen de Dios.” (II corintios 4:4) ¡El mismo “Dios que ordenó a la luz brillar en oscuridad” brilló en el corazón del doctor, “para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios ante la presencia del rostro de Cristo” (II corintios 4:6)! Un breve tiempo después, cuando Pablo anunció sus intenciones para partir de Troas con su equipo misionero a otro destino asignado, Lucas pidió acompañarlo. Pablo podría haber dicho, ¡“Pero Dr., usted tiene su práctica médica aquí! ; ¡Usted no puede dejarla así simplemente!” Y el Dr. Lucas podría haber contestado, “No, pero es una práctica buena, y yo podría fácilmente dejarla en las manos de alguien más.” ¡Así que Lucas dispuso de su práctica médica y se unió al Apóstol Pablo en sus jornadas misioneras restantes!

 

Lucas era el único escritor del Evangelio que estaba profesionalmente especializado en el arte de ciencia médica. Ahora Lucas vuelca todo su entrenamiento científico y experiencia como una ventaja para la  recolección los hechos de la historia de Cristo, de aquellos que fueron testigos oculares de Jesús. A través de sus viajes con Pablo, y ciertamente a través de algún viaje propio e independiente, él encontró éstos testigos oculares en Asia Menor, en diferentes partes de Palestina, y sobre todo en Jerusalén. Poco a poco, los cuadernos de notas de Lucas empezaron a abultarse de las muchas entrevistas personales que él dirigió. Casi por regla general: ¡Una señal verdadera de un visionario hacedor de discípulos es un voluminoso y creciente cuaderno de notas!. El cuaderno de Lucas estaba lleno con lo que Jesús dijo y lo que Él hizo. Cuando Lucas se cruzaba con cualquiera que había pasado tiempo, encontrado u había observado los milagros de Jesús, él lo abordaría con las preguntas clave: “¿usted conoció a Jesús personalmente?” ¿“Qué estaba haciendo Jesús cuándo usted lo vio”?, “¿Qué dijo Jesús?”, ¿“Me dice todo lo que usted sabe de Él?.” Algunas de las personas que él interrogó estrechamente fueron:  Pedro, Santiago, Juan y otros de los doce apóstoles. Él muy ciertamente pudo haber conversado con Juan Marcos, que puede haber estado completando su Evangelio (el Evangelio de Marcos) para el momento. Hay muy clara evidencia de que Lucas tuvo una conversación sustancial con Maria, la madre de Jesús. ¡El Doctor escribió más extensamente, de todos los escritores Bíblicos, acerca del nacimiento virginal de Cristo, y a los médicos no se les convence fácilmente en  lo concerniente a nacimientos virginales! Un escritor llamado William Hobart escribió un extenso libro acerca del lenguaje médico del Dr. Lucas, en él señala mas de cuatrocientos  términos técnicos muy distintivos de la medicina los cuales Lucas usó para componer su Evangelio y el Libro de Hechos. El Doctor se convenció completamente del nacimiento virginal de Cristo sobre la base de la poderosa e incontrovertible evidencia. Él recibió gran profundidad y discernimiento, en cuanto al nacimiento de Jesús, a través de las entrevistas con la propia Maria.

 

Ahora, con la precisión científica, este médico experimentado, preparo un testimonio ordenado acerca del Dueño de la Vida. Él da un extenso y detallado informe de Su nacimiento, Su vida, Sus enseñanzas, Su muerte, Su resurrección, algunos eventos de los cuarenta días después de Su resurrección, y Su ascensión. Lucas claramente hizo un  gran esfuerzo por investigar a la Persona, enseñanzas, hechos y logros de Jesús. En Lucas 1:3, la palabra “perfecto” es la palabra griega “akribos” que significa “diligente,” “cuidadoso,” o “circunspecto.” Lucas investigó a Jesús desde la cima (el akron, el punto más alto; compare la palabra “Acrópolis,” qué significa, “la ciudad alta”) hasta el fondo (abussas o “el abismo”). “Teofilo,” Lucas dice, “yo no he ahorrado ningún esfuerzo al investigar a Jesús desde el más alto detalle hasta la verdad más profunda.” Lucas estaba seguro que él había hecho su mejor esfuerzo para investigar cada detalle de la vida de Jesús—de principio a fin.

Los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento no fueron escritos en un vacío estéril, sino en las asperezas y golpes de vida. Aunque cada Evangelio fue inspirado por el Espíritu Santo, no obstante tienen en éstos las distintivas señales culturales y excentricidades de su escritor humano. Juan todavía suena como Juan, Marcos suena como Marcos, Mateo parece Mateo—aun cuando cada uno está escribiendo un documento que es perfecto, y aun cuando cada documento involucra un Asunto perfecto. En Lucas 1:1, el Doctor dijo que su informe contiene las cosas acerca de Jesús que fueron totalmente y completamente logradas ante los ojos de aquellos que él entrevistó. Otro escritor del Evangelio, el Apóstol Juan, dicho en su primera carta general que estos testigos oculares habían visto, oído y tocado a Jesús. Así, ellos presentaron la evidencia de testimonio visible, audible y tangible. La palabra griega para “los testigos oculares”in Lucas 1:1 es “autoptes”, una palabra compuesta que significa “mismo-vea.” Es la misma palabra raíz de la cual nosotros recibimos la palabra “autopsia,” qué significa que el examinador ve él por si mismo la causa real de la muerte de una persona. La información que Lucas tuvo de estos testigos oculares fue tan poderosamente persuasiva para él, que él estaba seguro que ellos persuadirían, convencerían, y satisfarían a cualquiera que los investigara totalmente. En el Libro de hechos, él se refiere a ellos como “muchas pruebas infalibles,” o “las evidencias incontrovertibles.” (Hechos 1:3), él escribe su evangelio para presentar la poderosa evidencia de estos testimonios.

 

Además, Lucas nos dice que él había solicitado información y testimonio de los ministros originales de Cristo, muchos de los cuales habían dado sus vidas o la darían pronto después, así sellando su testimonio acerca de Jesús con la sangre de sus vidas. La palabra “ministros” en Lucas l verso 2 es la palabra griega “huperetes  que significa “bajo-remero.” Esta palabra se usó para describir al esclavo remero de una galera a bordo de una embarcación, uno que ocupó el lugar más bajo, para así llevar a alguien más a su destino deseado.

Un esclavo de galera se llevaba al fondo de la nave y se le encadenaba allí con un sólo propósito. Su única asignación era mirar al capitán de cadencia y remar al unísono con los otros esclavos. Éstos “ministros” estaban tan convencidos acerca de la Persona y majestad de Jesucristo que ellos se convirtieron en los esclavos galera en “la buena nave de Gracia,” viviendo para contemplar y obedecer al Capitán, el Señor Jesucristo. Su único propósito era entregar a alguien más a su último destino. Lucas demuestra esta vocación y estilo de vida poderosamente cuando investigó la historia de Jesús y escribió este increíble (increíble!) Documento para llevar a un hombre, Teofilo, a un destino deseable en esta vida y un destino deseable en la vida por venir. Ambos el Evangelio de Lucas y el Libro de Hechos destilan una y otra vez el paradigma del hacedor de discípulos —alguien más, alguien más, alguien más... Cada Cristiano debe verse como un esclavo de galera encadenado, haciendo cualquier cosa necesaria para amaestrarse con este Evangelio, siga sus direcciones, desarrolle un plan de estudios, y haga discípulos,  todo para hacer que alguien más llegue a su último destino.

 

III. LOS RECURSOS PRECISOS

 

Si usted se propone a seguir la norma del Nuevo Testamento, usted debe desarrollar los recursos precisos para edificar a otros discípulos. Lucas había prometido darle a Teofilo un informe ordenado, detallado y por escrito del Evangelio de Jesucristo. Aquí en el verso uno Lucas usa un término militar, “anatassomai” que significa poniendo soldados o cosas, o hechos, en su orden apropiado. Lucas buscó poner las verdades acerca de Jesús en el orden apropiado como un ejército de soldados es formado y puesto en orden para la conquista mundial total. Lucas le recordó a Teofilo que él había investigado a Jesús de principio a fin y había puesto sus resultados en “el orden consecutivo.” Ningún discípulo puede escapar del claro propósito de Lucas, que fue precisamente sistematizar un plan de estudios para que éste sea de máxima eficiencia en la vida de otro u otros.

 

Lucas, al igual que Pablo, su discipulador, se propuso edificar hombres capaces de manejar rectamente la palabra de verdad,  esos hombres podríamos llamarlos “orthoscripturists”,  (II Tim 2:15).  Pablo le dijo a Timoteo en II Timoteo 3:10 que “tu, has seguido paso a paso mis enseñanzas.” Pablo había colocado sistemáticamente las grandes verdades del Evangelio para que Timoteo pudiera asirlas totalmente y anclarse firmemente a ellas, y reproducirlas correctamente en alguien más. Lucas fue discipulado por Pablo y ahora Lucas proporciona un ejemplo perfecto de la regla de Jesús que dijo “pero todo aquel que haya completado su aprendizaje, a lo sumo llega al nivel de su maestro”. (Lucas 6:40) También, Lucas perfila en estos versos el ejemplo perfecto de un discípulo que prepara un plan de estudios para hacer mas discípulos. Él había “compilado un informe exacto” y “en el orden consecutivo” de los hechos acerca de Jesús con el propósito de adoctrinar, enlistar, edificar, y desplegar a un hombre para que tuviese impacto mundial. F. F. Bruce establece que “esta expresión apunta a una serie conectada de narrativas en orden, tópico o cronológico, en lugar de narrativas aisladas.” Antes de esta carta, Lucas (o algún otro Cristiano) había “instruido” (Lucas 1:4) a Teofilo mediante testimonio verbal acerca de Jesús. La palabra “katecheo” es la palabra griega de la cual se deriva la palabra “catequice,” o la palabra “catecismo,” qué significa “instruir sistemáticamente”, especialmente mediante preguntas, respuestas, explicaciones y correcciones. Lucas demostró la absoluta necesidad en ambos casos de una presentación verbal y sistemática del Evangelio para ganar al discípulo para Cristo y un plan de estudios sistemático y por escrito para edificar al discípulo en la fe y la vocación cristiana.

 

Lucas hizo todo esto para que Teofilo llegara a una comprensión total y completa de Jesucristo, dando como resultado una certeza inconmovible acerca de Él. Alfred Plummer realizó un comentario sobre la palabra “certeza” en el verso cuatro (Lucas 1:4), diciendo  lo siguiente; “Teofilo conocerá que el Evangelio tiene un fundamento histórico inexpugnable.” Nosotros, también, debemos empezar formulando un plan de estudios y formando un archivo de ilustraciones (compare las parábolas de Jesús que Lucas escribió en su evangelio), usando cada aspecto, legítimo según la escritura, que podamos encontrar, para edificar a nuestros discípulos sobre el fundamento inconmovible del glorioso evangelio de nuestro Señor Jesucristo.       

 

Hay muchos cristianos buenos, bien intencionados, y conocedores de la palabra,  que intencionalmente no edificaran ningún discípulo reproductor con visión e impacto mundial. ¿Por qué? Ellos nunca tomarán en serio su responsabilidad de preparar (o encontrar)  un plan de estudios sistemático y preciso que les permita hacer llegar a alguien más a su último destino. Para que un “laico”  no deba buscar regatear esta verdad, F., F. Bruce nos recuerda que Lucas era “laico gentil, no un predicador.” ¡Lucas era un excelente medico en ejercicio y con un horario muy exigente! Todavía así, él encontró tiempo (él no hizo tiempo) para  “poner en orden” un recuento “consecutivo” de la vida, ministerio, enseñanzas, logros, y la tarea de nuestro Señor, dirigido a un solo hombre.

 

IV. LA REPRODUCCIÓN PERSISTENTE

 

Si usted se dispone a seguir la norma del Nuevo Testamento, usted debe hacer todo lo humanamente posible para procurar la reproducción persistente de discípulos. Cada hacedor visionario de discípulos debe hacer todo lo humanamente posible, en completa dependencia de Dios, para facilitar y perpetuar la reproducción de discípulos. Estos discípulos deben ver claramente al mundo como su campo de operación, y deben vivir con toda la intención de impactar ese mundo. Cualquier discípulo visionario sabe que él no puede hacer que alguien más vea la meta o pueda seguir el objetivo sin el poder milagroso de Dios, pero él también sabe, que a menos que corra al límite de su luz para llegar a alcanzar la norma, Dios no causará que alguien más corra con él. La  regla de Agustín sostiene que “Sin Dios, nosotros no podemos; Sin nosotros, Dios no lo hará.”

 

Lucas nos ha dado un ejemplo inolvidable de un consumado hacedor de discípulos. Él entendió perfectamente la importancia de lo que estaba haciendo. Lucas indagó diligente en la vida de Jesús de Nazaret, buscando total exactitud en sus investigaciones, y supo la importancia de llevar un orden sistemático. Lucas se consagró a la tarea, ensambló todos los hechos disponibles (escritos y orales) y escribió este documento a un hombre perdido—Teofilo.

 

¿Qué hizo Teofilo con el documento? Él queda tan convencido de su verdad que lo aceptó totalmente, confió en la Persona y el mensaje que presentaba, y buscó conservarlo y pasarlo a otros. ¡Aunque este documento se escribió para un solo hombre, usted sostiene una copia de ese documento en su mano hoy!. Que ejemplo tan increíble del modelo de Jesús para hacer discípulos de impacto mundial, una norma que Él ordena a cada uno de Sus seguidores que la sigamos. Nosotros llamamos Su orden “la Gran Comisión.”

 

Lucas ganó a Teofilo para Jesús, escribiéndole a él lo que nosotros llamamos ahora “el Evangelio según Lucas.” Cuando Teofilo respondió poniendo su fe en Cristo, Lucas inmediatamente se dispuso a discipular Teofilo escribiendo otro documento, veintiocho capítulos en longitud que nosotros llamamos el Libro de los Hechos, para presentar a Teofilo el mandato y método de Jesús de impactar al mundo. ¡Que maravilloso y asombroso ejemplo del modelo “del verbo a la carne” de Dios. ! Recuerde que esta norma fue practicada por un hombre común (laico) que practicaba la medicina  para pagar las cuentas, pero cuya vocación entera era “convertir a las personas en discípulos.”

 

Un pastor amigo llamado Jim Davidson compartió esta ilustración conmigo:

 

Mi tatarabuelo Isaac Kilgore se enlista en el Ejercito Confederado en el año 1862 a la edad de dieciocho años, Su primera gran batalla fue la de Shilo, para darle una idea de la fiereza de esa batalla, de allí en adelante se decía, que cuando un soldado describía cuan terrible había sido una batalla, este casi siempre diría, “Yo estaba más asustado que cuando estuve en Shilo“.

 

            Ike (Isaac) siguió luchando en Chickamauga, Chattanooga, Kennesaw Mountain, Atlanta, Franklin, y Nashville, por nombrar unos pocos. Fueron peleas horribles, y durante un tiempo él fue el portador del banderín del regimiento. El portador de los colores del regimiento era el hombre con mayor probabilidad de recibir un disparo, aun así Ike sobrevivió. Más de seiscientos veinte mil hombres murieron en la Guerra Civil Estadounidense. Considere como eso ha afectado hoy la población.

 

            Después que Ike salió del ejercito al final de la guerra, caminó desde Carolina del Norte hasta el condado de Walker en Alabama, donde allí se casó dos veces y tuvo diecisiete hijos. Considere como eso ha afectado hoy la población. Y debido a que sobrevivió a la guerra, él reprodujo generaciones multiplicadoras de descendientes. Uno de esos soy yo, y yo tengo dos hijos, quienes seguramente tendrán hijos. ¿Pero que hubiera sucedido si Ike hubiera muerto en la guerra?.

 

“La clave para usted es esta: Si usted recibe el entrenamiento apropiado como lo debe tener un buen soldado, y si usted no sucumbe en la guerra—y esto es una guerra—usted se reproducirá persistentemente, generación sobre generación, para Jesucristo. Pero usted debe considerar esto también: Usted sólo reproducirá esas generaciones para Cristo si usted hace morir su ego. Jesús dijo, ‘A menos que un grano de trigo caiga a la tierra y muera, sigue siendo sólo una sola semilla. Pero si muere, produce muchas semillas y muchas cosechas.”

 

 ¿Esta usted dispuesto a asumir la responsabilidad de, comprometerse con la investigación esmerada para lograrlo, desarrollar y usar los recursos precisos para edificar discípulos del Nuevo Testamento, y consagrarse usted mismo a Dios para generar la reproducción persistente a través de las próximas generaciones?. ¡Dios y " el mundo de hombres están esperando por usted! *

 

Return to Main Page                                                         Site Rules and Restrictions

 

Copyright © 2005, by ToBeLikeHim Ministries