¡Ahí Esta LA PRESA!

(Español)

CAPITULO 4

 

LA LLAVE QUE CUELGA A LA PUERTA DE ENTRADA DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA

 

1 En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, 2  hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido; 3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. 4 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. 5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, más vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.”

Hechos 1: 1 – 5 Versión Reina-Valera, Rev.1960

 

Empezaremos este estudio en la "puerta delantera" de "Los Hechos de los Apóstoles." La historia cristiana ha estado marcada por algún debate sobre el título de este libro en la Biblia. Usted probablemente sabe que los nombres de los libros en el Nuevo Testamento no son inspirados. Estos se agregaron muchos años después de la realización del Nuevo Testamento. Algunos creen que este libro en particular debe llamarse "Los Hechos de Algunos de los Apóstoles," porque sólo los ministerios de Pedro, Santiago, Juan y Pablo se mencionan. Otros piensan que debe llamarse "Los Hechos del Espíritu Santo" para así resaltar al Obrero Principal y esconder a los obreros menores. Pero, todos retenemos la palabra "Hechos" en el título. Note que no son las intenciones, o los planes, o las esperanzas, o las ambiciones, o los estudios, o las clases, o las meditaciones, o los sermones (¡ay!), de los Apóstoles. Son Los Hechos de los apóstoles. Si los apóstoles se hubieran detenido en cualquiera de los puntos arriba mencionados, el libro nunca habría sido escrito. Es mi oración, que cuando estemos abriendo la puerta de entrada a este libro seamos capturados por sus Hechos.

 

Vamos a iniciar con un examen  exhaustivo del  primer el verso. "En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar," Permítame insertar un bosquejo al verso. Primero, hay un documento anterior mencionado aquí ("En el primer tratado") Hay entonces, un discípulo identificado aquí (Teófilo") Finalmente, hay una declaración clara del propósito para escribir el documento anterior; y, por la sugerencia, una declaración del propósito para escribir el documento presente.

 

SE MENCIONA UN DOCUMENTO PREVIO ES

 

Pensemos en el documento anterior que se menciona aquí. ¿Qué es ese "tratado anterior?". La paráfrasis de Phillips lo llama "mi primer libro." La Biblia Amplificada lo traduce "el recuento anterior que preparé." El documento anterior es, por supuesto, el Evangelio según Lucas. El Evangelio según Lucas es uno de los cuatro Evangelios en el Nuevo Testamento. Se compone de 24 capítulos, y esta basado sobre alrededor de unos diez hechos históricos sobre la Persona de Jesucristo. Los diez hechos históricos son: Su Nacimiento Virginal; Su vida sin pecado; Su Bautismo; Su Tentación; Su Transfiguración; Su Lucha en el Jardín de Getsemani; Su Crucifixión y Muerte; Su Sepultura; Su Resurrección; y Su Ascensión.

 

Para ver cuan notable es esto, note el primero de estos hechos históricos sobre Jesús, Su nacimiento de la virgen. Recuerde que Lucas era un médico. Los médicos no creen fácilmente en los nacimientos virginales, pero el más extenso testimonio acerca del nacimiento virginal de Jesús en la Biblia es dado por el Doctor Lucas. Él nos dice en el primer capítulo de su Evangelio que él había investigado perfectamente los datos históricos sobre Jesús, y que él escribió sobre la base de sus descubrimientos. ¡Y así, tenemos otra gran evidencia de la integridad y autenticidad de la historia de Jesús Cristo!

 

 

¿QUIÉN FUE LUCAS Y COMO ENTRÓ EN LA HISTORIA?

 

¿Quién era Lucas? ¿Y cómo fue que entró en la historia del Evangelio? Él era un Gentil, su nombre indica esto. Él era un doctor en medicina, llamado "Lucas, el médico amado," en Colosenses 4:14. A veces, tenemos la idea de que todas las personas en el mundo primitivo eran unos ignorantes, analfabetas, y ciertamente no tan ilustrados como nosotros somos hoy en día. Pero difícilmente fue así. Lucas, ha sido a menudo desafiado como historiador y como médico, pero este yunque (Lucas y sus escrituras) ha roto muchos martillos (sus críticos) de hecho, en cada punto de desafío, las escrituras de Lucas han resistido la prueba, históricamente y  médicamente.

 

Volúmenes enteros han sido escritos sobre Lucas, ambos como un historiador y como un  médico. Por ejemplo, el Dr. Hobart publicó un volumen titulado El Lenguaje Médico de Lucas, donde muestra el brillo y exactitud del uso técnico de la terminología médica por Lucas en ambos de sus libros. ¡Como de costumbre, cuando las ciencias investigan, objetivamente, estas se acoplan a la Biblia finalmente!

 

¿Pero, cómo este médico se involucró en la apologética del Evangelio, y en la escritura de dos libros que están en nuestro Nuevo Testamento? Combinemos historia, revelación, y razón por unos momentos. Pablo y Silas vinieron a la región de Galacia en el segundo viaje misionero de Pablo (Hechos 16:6). Mientras ellos estaban allí, Pablo, aparentemente, contrajo una enfermedad muy seria en la vista (o alguna enfermedad anterior la deterioró un nivel de extrema incapacidad) Cuando él volvió a escribir a los Gálatas, él dijo, "Mirad con cuán grandes letras os escribo de mi propia mano" (Gálatas 6:11, RV) Goodspeed lo traduce, "Ven que letras tan grandes yo hago." Knox dice, "Aquí hay algunas letras grandes para ustedes." La Nueva Biblia Inglesa lo presenta, "¿Ustedes ven estas letras grandes?" Así, vemos a Pablo esforzándose con la pluma sobre el pergamino mientras dibuja letras gigantescas, ya que él, no podía ver lo bastante bien como para escribir normalmente.

 

En Gálatas 4:13-15, Pablo les dijo, "Pues vosotros sabéis que a causa de una enfermedad del cuerpo os anuncié el evangelio al principio; no me despreciasteis ni desechasteis por la prueba que tenía en mi cuerpo, antes bien me recibisteis como a un ángel de Dios, como a Cristo Jesús. ..... Porque os doy testimonio de que si hubieseis podido, os hubierais sacado vuestros propios ojos para dármelos." Observe que Dios no sanó a Pablo de este serio defecto. ¡Dios tenía algo mucho más grande y mejor en su mente que la curación de Su Apóstol! ¡Él estaba a punto de reclutar, (a través de la enfermedad de Pablo), uno de Sus portavoces principales. !

 

Pablo y su equipo siguieron adelante del Sureste al Noroeste en el "corredor" de Asia Menor hasta que llegaron a la ciudad de Troas, un pueblo costero en el brazo norte del Mar Egeo. Pablo pudo haber tenido gran dificultad para dormir con tranquilidad, porque fue aquí donde "se le mostró a Pablo una visión de noche; un varón Macedonio estaba en pié, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia, y ayúdanos." De esa manera, comenzó la evangelización de Europa del sur.

 

Mientras Pablo esperaba confundido en Troas, él sabía que tenía que ir a ver a un médico. Algunos estudiosos creen que Pablo y Lucas se habían conocido con anterioridad, ya que la principal escuela de medicina de esa época estaba en la ciudad natal de Pablo, en Tarso. Otros sugieren que Pablo simplemente preguntó por un buen doctor y fue referido a Lucas (quién era un brillante doctor) Como sea que haya sucedido, yo estoy convencido que Pablo se vio con Lucas para conseguir el tratamiento para su dolencia.

 

Mientras estaban allí, Pablo (como de costumbre) compartió de Cristo y de Su Evangelio con este brillante doctor gentil, y "Dios encendió las luces" en su espíritu." El Dr. Lucas se tornó en Cristiano. Él fue radicalmente convencido de sus pecados y convertido al Salvador. Claro, Pablo empezó inmediatamente a discipularlo. Pero, el tiempo era demasiado corto.

 

Pablo y Silas estaban "bajo órdenes." Ellos estaban en una misión, y el itinerario y horario fueron determinados por el Espíritu Santo. Pablo le dijo a Lucas con gentileza, "Mi hermano, nosotros debemos irnos ahora." ¿Lucas probablemente contestó, "Irse? ¿Irse? Ustedes apenas llegaron, y usted me ha conducido a lo más grande que yo haya conocido o experimentado alguna vez, vida eterna en Jesucristo, ¿y ahora usted debe irse? ¡Esto no puede ser!"

 

Pero cuándo Pablo insistió, Lucas pensó en la situación por algunos momentos, y entonces dijo, "¿Pablo, cómo le gustaría tener otro compañero de viaje en su equipo misionero?" ¡El entusiasmo espiritual de Pablo se remontó, pero él contestó de manera realista, "que posibilidad tan gloriosa! ¿Pero qué pasaría con su práctica médica?" Lucas serenamente contestó, "Oh, ése no sería un gran obstáculo. La práctica quedaría en buenas manos. Yo podría disponer fácilmente de esta." Ahora Pablo comprendió cuán serio parecía ser Lucas." ¿Usted quiere decir que vendería su práctica y vendría con nosotros por el resto de esta jornada? Yo apenas puedo creerlo." "Pero Pablo," dijo Lucas, "usted necesita tener un doctor a su lado regularmente, ahora mismo, y yo le necesito tanto como usted me necesita a mi. ¡Sí, yo lo haré!"

 

 

¿Usted piensa que yo estoy fabricando estas ideas? Bien, no lo estoy. Hasta el verso 10 de Hechos 16, la narrativa de historiador (Lucas) habla de, "Ellos," cuando escribe sobre el equipo misionero; pero en Hechos 16:10 (concerniente a Troas, vs 8), la narrativa dice, "enseguida procuramos partir para Macedonia”; de esta manera se inician las "secciones con el pronombre nosotros, (primera persona del plural)" en los Hechos. ¡Lucas, el escritor del Libro de los Hechos, se unió al equipo de Pablo en Troas!

 

VERDADES EN LAS CUALES MEDITAR

 

Permítame interrumpir nuestra historia para ver algunas verdades en las cuales meditar. Como puede ver, el discipulado no es una calle de un solo sentido. Mientras Pablo discípula a Titos, Titos está confortando a Pablo (II Corintios 7:5-6)  Mientras Pablo está impartiendo su veterana sabiduría al joven Timoteo, el joven Timoteo está proporcionando su idealismo juvenil al añejo Pablo. Mientras Pablo está discipulando al Dr. Lucas acerca de la vida de Cristo, el Dr. Lucas está impartiendo su conocimiento y experiencia médica a Pablo el teólogo.

 

¿Alguna vez en la vida se ha usted preguntado dónde humanamente consiguió Pablo su analogía de la Iglesia como el mismísimo "Cuerpo de Cristo?" ¿Desde el punto de vista humano, hay realmente algún cuestionamiento? Lucas naturalmente hablaría sobre el maravilloso funcionamiento del milagroso cuerpo humano. Él habría explicado la fisiología de la increíble máquina humana mientras trataba la debilidad de Pablo—así como en otras aplicaciones también.

 

Quizás él dijo un día, "Pablo, ¿Cuánta inteligencia  tienes en tu cuerpo debajo de la barbilla? ¿Cuánta sabiduría tienes en tu cuerpo debajo de la cabeza?" Pablo contestaría, "yo no había pensado mucho sobre eso, pero la respuesta obvia es ninguna. '" "Eso es correcto," dijo Lucas, "pero entonces, ¿cómo los miembros de su cuerpo, debajo de la barbilla, saben qué hacer si ellos no tienen la sabiduría o inteligencia en ellos? La respuesta es otro milagro en el cuerpo.

 

“Usted tiene un sistema de nervios en su cuerpo que conecta a los miembros con el cerebro. Los  nervios que salen del cerebro a los miembros del cuerpo se llaman eferentes, y los nervios que hacen el viaje de regreso se llaman aferentes. El cerebro envía rápidas órdenes a través de los nervios eferentes a los miembros del cuerpo, y si el cuerpo es saludable, los miembros obedecen al instante, y envían un mensaje inconsciente a través de los nervios eferentes hacia el cerebro, “Misión cumplida”.¿Ve mi mano derecha extendida aquí ahora? La palma esta hacia arriba y los dedos están extendidos. Se mantendrá esa postura hasta que yo la suelte para hacerla de otra forma. ¿Por qué? Porque la conexión neurológica entre la mente y el miembro es saludable y funcional."

 

Durante el tiempo que Lucas está hablando, el Espíritu Santo está moviéndose poderosamente en la mente de Pablo. De repente él dice, "Ésa precisamente es la manera que la iglesia también opera. Así como su cuerpo es el vehículo de su auto expresión, la Iglesia es el Cuerpo de Cristo, y es el vehículo de Su auto expresión." ¡Y el Espíritu Santo continúa exponiendo la doctrina de la Iglesia como el Cuerpo de Cristo a Pablo, el teólogo, a través de Lucas, el primer médico misionero!

 

Un largo tiempo después, este médico gentil, Lucas, discipulado personalmente y extensivamente por el gran estadista cristiano, Pablo; escribió dos documentos increíbles que se encuentran hoy en nuestro Nuevo Testamento. ¿Cómo sucedió esto? ¿Y qué se revela a nosotros acerca del mandato de hacer discípulos en la Gran Comisión?

 

Prepárese para esta contundente verdad: Aunque Lucas escribió sólo dos documentos de los 27 en el Nuevo Testamento, esos dos documentos constituyen casi una cuarta parte del volumen del Nuevo Testamento. ¿Para qué se escribieron? ¿Acaso el Dr. Lucas tendría alguna idea de que estos dos documentos aparecerían en una Biblia? ¿En el Nuevo Testamento? Ciertamente no, porque él no podría saber que un "Nuevo Testamento" sería publicado. ¿Entonces por qué escribió estos dos documentos increíbles?

 

IDENTIFICANDO AL DISCÍPULO

 

¡UNA CUARTA PARTE DEL NUEVO TESTAMENTO FUE ESCRITO A UN SOLO HOMBRE!

 

Consideremos, en segundo lugar, el discípulo a quien ambos documentos fueron escritos. El nombre del discípulo es Teófilo. El nombre de este hombre, Teófilo, es una palabra griega compuesta. La primera parte, "Theos," que significa "Dios", la última parte, "philos," que significa "amor." Así que, su nombre significa "el amando de Dios," o "querido de Dios." Debido a este significado, algunos intérpretes han dicho que posiblemente este no sea una persona o individuo, sino una categoría de las personas. Pero simplemente no es así. El destinatario se describe cuidadosamente como una persona en el primer capítulo del Evangelio de Lucas.

 

Recuerde que el Evangelio según Lucas y el Libro de Hechos ambos pertenecen al mismo escritor, el mismo destinatario, y esencialmente el mismo asunto.

 

¡Ahora, nuestra segunda la verdad contundente: Una  cuarta parte del Nuevo Testamento fue escrito a una sola persona! ¡Aquí esta la genialidad del Evangelio de Cristo impreso en letras muy resaltadas! El Evangelio de Cristo maximiza el valor, el propósito, el significado, la utilidad, y la responsabilidad de cada individuo. Si usted quiere ver que tan lejos nos hemos desviado del ideal e ímpetu del Evangelio Bíblico, Hágase usted esta pregunta: ¿Ha escuchado recientemente de alguien que haya escrito un documento de cualquier longitud, y lo haya enviado a una persona para poder alcanzar a esa persona para Cristo?

 

¡En un día claro y soleado tome una lupa y unos periódicos y vaya afuera para hacer un experimento. Coloque varias hojas de papel periódico y  sostenga la lupa sobre la pila de papel. Aunque usted a magnificado la luz del sol no ha podido encender un fuego, especialmente si se mueve mucho la lupa. Pero si usted sostiene firme la lupa y enfoca la luz sobre un punto en particular, permitiendo así enfocar la luz de manera concentrada, usted podrá manejar el poder del sol y comenzar un fuego. Y los fuegos siempre se esparcen al todo lo que esté alrededor que sea combustible. En nuestra historia, Jesús es el sol, Lucas es la lupa, y Teófilo es el punto sobre el cual todo es enfocado. ¡Y el fuego esta ardiendo y esparciéndose todavía!

 

¿POR QUÉ LUCAS ESCRIBIO  DOS DOCUMENTOS A LA MISMA PERSONA?

 

Veamos nuevamente esa pregunta: ¿Por qué Lucas escribió esos dos documentos a esa persona? ¿Tendremos alguna manera de saber el por qué? Sí, si tenemos.

 

¿Cuál era la condición de Teófilo cuándo Lucas escribió su Evangelio a él? Él era  al parecer un hombre perdido, un pecador. Lucas se dirige al él como "muy excelentísimo Teófilo" (Lucas 1:3) Éste es un título de un griego noble, así que Teófilo era un griego de la nobleza, un hombre de rango y posición. Ningún cristiano es mencionado con semejante título en el Nuevo Testamento, este hombre era un hombre perdido. Al parecer él había oído el Evangelio (Lucas 1:4), pero era escéptico. Recuerde que "los griegos buscan la sabiduría" (1Corintios 1:22) y no se convencen fácilmente de ideas que pueden parecer tan humanamente irrazonables como el Evangelio (a la primera consideración) Así que, Teófilo se echó atrás ante la verdad cuando se le presentó a él. Pero Lucas también era un Gentil, y también había tenido problemas intelectuales con el Evangelio. Pero Lucas también se había convencido perfectamente de la autenticidad e integridad de Jesucristo y Su Evangelio, así que él se dio a la tarea de escribir una presentación ordenada de los hechos de Jesús y el Evangelio a este incrédulo hombre, Teófilo.

 

¿Cuál fue el propósito de Lucas al escribir? ¡El ganar a este hombre a la fe en Cristo! La perfecta investigación, el trabajo laborioso, y la escritura tediosa—todo para un hombre—para que pueda "conocer la certeza de esas cosas, en las que él había sido instruido." ¿Alcanzó su propósito el Evangelio de Lucas? ¡Sí, lo hizo! ¿Cómo lo sabemos nosotros? Porque en la primera la línea del segundo documento Lucas omite el título y simplemente lo llama "Teofilo." Así que, la gran tarea de evangelización fue cumplida en este caso y de esta manera peculiar. Un médico griego, un hombre profesional, inteligente, investigó el Evangelio perfectamente y escribió un Evangelio apologético a un noble griego serio para convencerlo acerca de Jesús y traerlo a Cristo y a la salvación. Y sucedió.

 

¿Entonces, por qué Lucas escribió este segundo documento, el Libro de Hechos (otros 28 capítulos en su Nuevo Testamento)? ¿Si ese hombre ya fue ganado para Cristo por el primer documento, entonces por qué es necesario un segundo documento? Amigos, la respuesta a esta pregunta descubre la trágica y pecaminosa omisión de la iglesia moderna. ¡El propósito de Cristo apenas empieza cuando una persona es salva! Es Su intención el implicar a cada uno de Sus seguidores, todos los creyentes renacidos, en un discipulado con visión mundial, e impacto mundial. Su plan es que cada creyente sea un reproductor de reproductores con la meta "hasta lo ultimo  de la tierra" continuamente en la mente. Es Su intención que nosotros sigamos Su patrón—para ver las masas a través del hombre, y edificar al hombre para impactar las masas. Así que, el Libro de Los Hechos fue escrito por el Dr. Lucas con el propósito de presentar a Teófilo, en concepto y conducta, la estrategia de movilización mundial de Jesús.

 

¿Funcionó? ¿Se convirtió Teófilo en un visionario fabricante de discípulos, un reproductor de reproductores? Simplemente no lo sabemos, y eso es lo bueno, porque significa que a cada creyente debe dársele todas las oportunidades a través del reclutamiento personal, equipamiento personal, y el despliegue personal—así “produzca” o no. Tenemos evidencia de que Teófilo fue captado por el mandato de hacer discípulos, después de todo estamos leyendo el libro de los Hechos hoy día. Por ello Lucas escribió un extenso segundo documento (28 capítulos en su Biblia) para adoctrinar la mente, infestar el corazón e invitar la participación de un hombre al más grandioso trabajo del mundo.

 

¿Si el Espíritu Santo de Dios nos modela la participación de las vidas de los individuos en el Nuevo Testamento, no debería yo tener continuamente, por lo menos, un grupo pequeño de individuos en quienes estoy derramando a raudales mi vida y mi visión? ¿No debería yo vivir con un ardiente deseo por la Gran Comisión  y buscar compartirla cualitativamente con grupos de "hombres fieles que podrán enseñar otros, también?" (2Timoteo 2:2)

 

EL TETIMONIO PERSONAL

 

Yo voy a atreverme a dar un testimonio personal a estas alturas. Con una visión que ha estado creciendo erráticamente por más de un cuarto de un siglo, he pasado grandes cantidades de tiempo con muchos individuos, con muchos grupos pequeños, con grupos de pastores y misioneros, y con muchas iglesias enteras, buscando impartir este estándar. He visto magníficos éxitos, ya que las personas a quienes he influenciado están ahora en lejanas partes del mundo - ganando y entrenando a los discípulos; he visto numerosos y tristes fracasos (y he fallado de maneras que ciertamente han entristecido al Espíritu Santo) Yo podría fácilmente llenar muchas páginas con relatos comprobables de discípulos que han salido para reproducir esta norma en sus campos de servicio. Realmente varios de ellos son pastores (y he tenido el gran privilegio de enseñar y animar a muchos más pastores que ahora están establecidos en el ministerio), algunos son misioneros en otros países, y muchos son "laicos" con una visión viviente de hacer discípulos dónde ellos viven, trabajan, y adoran. Agradezco a Dios este privilegio sin igual, y hoy me siento más comprometido que antes en la vida a "convertir los hombres en discípulos."

 

LA EVIDENTE MANIFESTACIÓN DEL PROPÓSITO PARA ESCRIBIR TODO LO QUE JESUS COMENZO A HACER Y ENSEÑAR

 

Ahora, consideraremos la última sección de nuestro bosquejo de Hechos 1:1, la evidente manifestación del propósito para escribir el primer documento, el Evangelio de Lucas. Lucas dice que involucra "todo lo que Jesús empezó a hacer y a enseñar." La nota los tres verbos, "empezó," "hacer," y "enseñar." Los últimos dos verbos forman un panorama descriptivo de todo el ministerio de Jesús. Él es la única persona en la historia que tenía el equilibrio perfecto entre el hacer y enseñar divinamente deseado. En cada otro ministerio sea el de una iglesia o el de un Cristiano, siempre ha habido alguna medida de desequilibrio entre los dos.

 

Piense en las iglesias que usted conoce. Algunas están muy inclinadas a favor de “hacer”. Su modus operandi al parecer es "salvarlo y ocuparlo." Estas hacen un fuerte énfasis en la actividad, pero son muy ligeros en la enseñanza. Estas van hacia adelante en lo que respecta al desempeño, pero van hacia atrás en cuanto a los principios y preceptos. Un hombre me expresó una caricatura de su propia iglesia diciendo, "Hermano Herb, usted encontrará que nuestra iglesia tiene cinco kilómetros de ancho y solo un centímetro de profundidad." Él quiso decir que la intensa actividad constantemente incrementa los números en la iglesia, pero la profundidad espiritual no ha guardado el paso con el crecimiento numérico.

 

Por otro lado, hay iglesias que están muy inclinadas a favor de enseñar. Estas constantemente están alimentándose de la Palabra de Dios, pero no hay una balance apropiado hacia ministerios activos y agresivos. Los miembros de estas iglesias tienden a desarrollar un "endumecimiento del corazón," un tipo de presunción floja que puede inclinarse hacia una auto justificación articulada. Estas iglesias tienen algo así como un crecimiento en salvación, pero la Gran Comisión, ciertamente no es la agenda del día para ellos. Ellos se enfrascan en discusiones acerca de la identificación del tercer dedo del pie izquierdo de la imagen descrita por Daniel en el sueño de Nabuconodosor, pero no prestan real atención a los millardos de personas que permanecen sin evangelizar en nuestro mundo.

 

Jesús tenía el equilibrio perfecto entre hacer y enseñar en Su ministerio, y cada uno de nosotros debe buscar devotamente este equilibrio en nuestras vidas y en las iglesias a las que nosotros asistimos y en las cuales servimos.

 

Esto nos trae al "gran" verbo en Hechos 1:1, la palabra "comenzó." En el Evangelio de Lucas está escrito todo lo concerniente a "todo lo que Jesús comenzó a hacer y a enseñar."! ¡Esos eventos históricos de la vida de Jesús mencionados anteriormente, son sólo un principio! Presumiblemente, entonces, si el "tratado anterior" contenía lo que Jesús "comenzó a hacer y a enseñar," entonces el documento presente, el Libro de Hechos, contendrá todo acerca de lo que Jesús continúa haciendo y enseñando. Pero esto crea un problema inmediato. ¡A mitad de camino del primer capítulo de Los Hechos, el "hacedor y maestro," Jesús, desaparece de la vista! ¿Entonces cómo Él continuó haciendo y enseñando a través de los 27-1/2 capítulos restantes si Él desapareció de su vista?

 

¿QUE ESTA HACIENDO JESÚS HOY?

 

Ampliemos la pregunta. ¿Qué está haciendo Jesús ahora? Él continúa hoy haciendo y enseñando en nuestro mundo al nivel de Su intención y propósito, de la misma manera como lo hizo cuando estuvo aquí encarnado. ¿Pero cómo lo está haciendo si Él no es visible? Él está haciéndolo de la misma manera que lo hizo cuando estuvo aquí en Su propio cuerpo físico. ¿Cuál fue entonces Su método? Nosotros lo llamamos "encarnación," el cual significa que "el Verbo (el "los logos," la lógica de Dios) se hizo carne y habitó entre nosotros." Así que, Dios descendió hasta nuestro nivel en la Persona humana de Su Hijo, Jesús, y vivió, hizo y enseñó entre los hombres. ¿Cuál es Su método hoy? Exactamente el mismo, con estas modificaciones:

 

 (1) Él ocupa los cuerpos de todos los creyentes renacidos con el propósito de extender Su “haciendo y enseñando” a través de ellos.

 

(2) A diferencia de Jesús, cada uno de ellos (nosotros) es un pecador;

 

(3) Hay una diferencia cualitativa en que ninguno de nosotros es Jesús. Él es, singularmente, el Hijo, único en su tipo, de Dios.

 

¡Con estas modificaciones, cada creyente debe ser una extensión de la encarnación de Jesucristo! En el momento que un pecador es salvo, Jesucristo entra en la vida de esa persona por la presencia y poder del Espíritu Santo. El Espíritu Santo ha sido descrito como "El Otro Yo de Jesús," y pudiera entenderse muy simplemente como "Jesús sin un cuerpo." Así que, cada creyente es un recipiente viviente de la Presencia de la Persona del Hijo de Dios, y el propósito primario de esto es que el creyente puede ser una extensión continua de las obras y enseñanzas de Jesús.

 

 

¿QUÉ TIPO DE PERSONAS UTILIZO JESÚS?

 

Esto plantea otra pregunta, una muy vital. ¿Qué tipo de personas utilizó Jesús en el Libro de Hechos para continuar Sus obras y enseñanzas después de Su Ascensión? Interesantemente, los versos iniciales del Libro de Hechos proporcionan una respuesta perfecta a esta pregunta. Estos versos proporcionan un perfil excelente de los primeros seguidores de Cristo. Reconstruyamos un retrato de Sus primeros seguidores:

 

I. HOMBRES COMUNES

 

Primero, ellos eran hombres comunes. Solo tenemos que recordar todo lo que conocemos de ellos por los Evangelios para saber esto. Ellos eran un corte transversal de la sociedad, lo más común de los hombres. Todos, exceptuando uno, eran de Galilea, y esa única excepción fue "el huevo podrido de la docena," Judas Iscariote. Galilea era una provincia diminuta y despreciada del imperio romano, y once de los primeros hombres de Jesús salieron allí. Ellos eran "un montón de ceros," y de ellos Él  hizo Sus héroes. Esto debe hacernos sentir a cada uno de nosotros confortados, porque Jesucristo no requiere nada de nosotros para el logro de Su propósito a través de nosotros, exceptuando la entrega de nuestra arcilla común.

 

II. HOMBRES ESCOGIDOS

También, éstos eran hombres escogidos. Lea el verso 2 en Hechos 1. Sus primeros hombres son llamados "Apóstoles que había escogido." ¿Para qué fueron escogidos? La palabra "apóstol" nos da una gran revelación. La palabra "apóstol" significa "uno que es enviado en una misión." ¡Él los escogió para que Él pudiera enviarlos dondequiera que Él quisiera que ellos fueran, para que ellos pudieran ser, decir, y hacer cualquier cosa que Él quisiera! ¡Y este es el por qué, Él nos escogió a ti y mí! Note la palabra, "escogido," al final del verso dos. Cada verbo en griego "viaja" en una de tres voces, la voz activa, la voz media, y la voz pasiva. En la voz activa, el sujeto actúa a través del verbo,  como en "yo corro," "yo estoy de pie," "usted camina," "usted habla." En cada caso, el sujeto actúa a través del verbo. ¡La voz pasiva significa, que una acción actúa en el sujeto a través del verbo, como "yo fui arrollado!" La media voz combina las otras dos voces de forma que el sujeto actúa a través del verbo, pero de tal manera que el resultado de la acción regresa al sujeto mismo. La acción es como la de un bumerang cuando se lanza. ¡Yo oí hablar de un hombre que se compró un bumerang nuevo—pero este se mató intentando botar el viejo!

 

El verbo, "escogido," es un verbo de voz media y nos presenta una verdad estupenda. ¡Significa que cuando Dios te escogió, Él te escogió, no meramente para tu propio beneficio - tu salud, riqueza, y felicidad, pero por amor a Él! ¡Usted es salvo por amor a Dios! ¡Usted es un Cristiano para la causa de Cristo! ¡Usted está vivo para Su causa! Así que, usted no es un Cristiano para conseguir que sus necesidades sean suplidas, o para gratificarse y satisfacerte a ti mismo, sino para ser empleado y desplegado por Jesucristo como un punto de continuación de Su continuo hacer y enseñar.

 

Cuando muchacho, mi padre me enseñó el amor por el juego de béisbol. Mis conocimientos del juego vinieron de mi padre y mi competitividad vino de mi madre. Los muchachos del vecindario frecuentemente jugaban béisbol los sábados en un terreno vacante cerca de mi casa. Puedo recordar mi disgusto con el capitán del equipo cuando semana tras semana no me escogían, y no podía jugar. Pero, también puedo recordar el primer día que pude jugar. No había suficientes jugadores y alguien tenía que escogerme. No me tomo mucho tiempo darme cuenta que el capitán que me escogió, no me escogió porque yo le caía simpático. Él me escogió, principalmente, porque sintió que al escogerme yo ayudaría a su equipo a ganar.

 

¿Puede ver la aplicación de esta ilustración? ¡Jesucristo me ama, y no hay nada que yo pueda hacer para que no lo haga! Él no me ama porque yo soy amable, encantador, o amoroso. Él me ama porque Él es el amor, ¡y  punto! Pero, Él  no me escogió meramente porque Él me amó. ¡Él me escogió (también) porque Él sintió que Su elección de mí ayudaría a Su equipo a ganar el juego! ¿Tal es mi participación en Su misión global que "justificaría" Su decisión de escogerme? ¿O estoy yo "a gusto en Sión," una mala representación del propósito global de Cristo?

 

Cada cristiano que esté leyendo estas palabras debe hacer una pausa ahora mismo y decirse a si mismo, ¡Yo he sido escogido por el Rey de Reyes! ¡He sido seleccionado manualmente por el Señor de la Gloria! ¿Estoy cumpliendo con el propósito para el cual Él me seleccionó?"

 

III. HOMBRES CONVENCIDOS

 

También eran hombres convencidos. Hechos 1:3 dice que "después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables (evidencias incontrovertibles), apareciéndoseles durante cuarenta días." La palabra "vista" es la traducción de la palabra griega “ophthalmia” de la cual obtenemos, también, el término médico oftalmología," y "oftalmólogo." Esta es la raíz de la palabra técnica para el globo ocular. ¡Así que, podríamos traducir con alguna precisión que, "Jesús en presencia y apariencia fue captado, varias veces, por sus globos oculares durante un periodo de cuarenta días"—después de Su muerte y resurrección! Más tarde, uno de ellos escribió, "hemos visto con nuestros ojos al Verbo de vida" (1 Juan 1:1)

 

Hay también, otro rasgo de esta breve frase de Hechos 1:3 a la cual es necesario poner cuidadosa atención. Hay una preposición en el texto que es muy difícil de traducir. Es la palabra griega "dia," y se traduce "entre." Jesús fue "visto por ellos entre (apareciéndoseles) (por un período de) cuarenta días." ¡Que expresión tan peculiar! ¿Qué significa? Significa que Su visibilidad a los apóstoles no era continua durante los 40 días enteros. Él aparecía y desaparecía a Su voluntad durante esos cuarenta días. Él (aparecía) se materializó para visibilidad y desmaterializó a la invisibilidad cuando deseaba durante esos cuarenta días.

 

Suponga que un amigo y yo estamos involucrados, incluso concentrados, en una conversación. Nos estamos mirando a los ojos. ¡Y, de repente otro cuerpo humano  se materializa entre nosotros! ¡Amigos, el susto lo haría saltar de sus zapatos! Con razón Jesús empezaba Su comunicación, típicamente con "No temáis," o "La paz sea contigo." Ahora, mi amigo y yo nos olvidamos totalmente de nuestra conversación anterior y nos concentramos completamente en el intruso. Y suponga que mientras estamos fijamente concentrados en él, él igualmente de repente desaparece, ¿desmaterializando de nuestra vista? Esto fue lo que pasó una y otra vez por un periodo de 40 días después de Su resurrección. Jesús iba y venía de un lado a otro, de la visibilidad a la invisibilidad una y otra vez durante esos 40 días.

 

¡Que cosa tan peculiar! ¿Por qué hizo eso? ¡Él quería que Sus discípulos supieran sin ninguna duda o cuestionamiento alguno que Él estaba siempre presente aunque lo pudieran ver o no! Y eso mismo es verdad hoy. Jesucristo está tan presente en la Persona del Espíritu Santo; Él podría materializar en forma corporal si Él lo quisiera. Pero Su propósito es que cada creyente le dé a Él "forma corporal" permitiendo que su propio cuerpo sea el "templo," el "lugar Santísimo," a través del cual Jesús pueda exhibirse Él mismo.

 

¿Usted no piensa que estaría completamente convencido si usted viera a Jesús de la misma manera que ellos lo hicieron? Tenga mucho cuidado. El propio Jesús indicó que, debido a la Presencia interna del Espíritu Santo, la ventaja pertenece a nosotros y no a los primeros creyentes (Juan 16:7)

 

¿Qué tan convencido está usted de la realidad de Jesús? ¿Acerca de la validez de Sus demandas? ¿Sobre la integridad de Su Persona? ¿Sobre Su habilidad y autoridad? ¿Sobre Su propósito misionero universal? Ningún gran movimiento de Dios ha ocurrido alguna vez a través de hombres escépticos. Pueda Dios abrir nuestros ojos totalmente a una visión más fresca de la Persona y propósito de Jesús.

 

IV. HOMBRES COMANDADOS

 

Ellos fueron hombres comandados. Hechos 1:2 dicen que "Jesús a través del Espíritu Santo dio mandamientos". Verso 4 agrega, "Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí." La "promesa del Padre" es una referencia al Día de Pentecostés, el día del derramamiento del poder redentor del Espíritu Santo, un día que iba a venir muy pronto.

 

¿Usted puede imaginar lo que el impulsivo, y agresivo Simón Pedro podría haber pensado a estas alturas? "¿Jesús, por qué usted no toma una determinación? ¡Usted se ha pasado tres años preparándonos para ir, y ahora Usted nos dice que esperemos!" Pero ningún tipo de protesta se levantó. A estas alturas, los Apóstoles habían aprendido a no discutir con Jesús. ¡Después de todo, aquel que es El Señor Absoluto del universo, siempre esta en lo correcto! ¡La iglesia de hoy debería ser así de sabia! Debería invertir mucho de su tiempo en la oración e investigación de la Palabra, para estar segura que está operando exclusivamente a través de la Mente de Cristo, y así debería pasar el resto de su tiempo obedeciendole a Él.

 

Los antiguos árabes lograron una raza especial de caballos, llamados Caballos Árabes o Sementales Árabes. Al principio estos fueron criados únicamente para ser usados en los establos del rey. Como parte del entrenamiento ecuestre, el entrenador tenia un silbato que colgaba de su cuello. Durante meses el caballo era entrenado para que se detuviera al sonido del silbato del entrenador e hiciera una formación. Se requería del caballo una obediencia estricta y rígida, la más mínima negativa a obedecer era considerada una falta grave y el caballo era penalizado, se le negaba alimento por cinco días y se le negaba agua por tres días. Durante ese tiempo se mantenía al caballo dentro de su corral.

En el último día se colocaba de manera visible un abrevadero con alimento y agua a una distancia aproximada de cien metros del corral, esto causaba gran ansiedad al caballo deseando salir galopando para alimentarse y calmar su sed. De repente se abría la puerta del corral y el sorprendido caballo salía disparado hacia el abrevadero. Cuando al caballo le faltaban unos veinticinco metros para llegar, el entrenador,  que estaba parado hacia un costado, alejado del abrevadero, sonaba el silbato haciendo que el caballo frenara tenso y confundido. Este tenía que tomar una decisión rápidamente, el abrevadero o el entrenador, ¿cual sería? Si el caballo se dirigía hacia el abrevadero para satisfacer su hambre y sed desobedeciendo al entrenador, el caballo tendría que pasar nuevamente a través del todo el proceso o simplemente era desechado. Si el caballo decidía en contra de sus impulsos e instintos, obedeciendo al entrenador y al proceso, yendo directamente hacia al entrenador, este como recompensa, lo dejaba libre para que se alimente y beba.

 

 

Amigos, todos los días confrontamos disyuntivas como estas, abrevaderos de auto gratificación o las ordenes del entrenador. Estos hombres estaban bajo ordenes, Jesús

No espera menos de ti.

 

V. HOMBRES CONTROLADOS

 

Finalmente, éstos hombres eran “hombres controlados.” En el verso cuatro, Jesús les habló de "la promesa del Padre," una promesa acerca de la venida del Espíritu Santo para dar poder a Su iglesia en el Día de Pentecostés.

 

En el verso cinco, Él dijo, "más vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días." La versión King James de la Biblia en ingles usa una antigua palabra inglesa, la palabra “Ghost”que traducida es “Fantasma” o “Espectro” en lugar de “Espíritu.” Un fantasma (en nuestro pensamiento) es la parte de la persona que permanece, ya que el cuerpo se hace polvo. ¡El Espíritu Santo puede describirse como Jesús estando presente sin un cuerpo! De manera que, el Espíritu Santo hará las mismas cosas, seguirá los mismos propósitos, y edificará el mismo tipo de personas que Jesús edificó cuando Él estaba aquí en la carne. Si Jesús produjo hombres salvajes y fanáticos, de igual manera, también,  el Espíritu Santo. Pero Jesús no produjo ese tipo de personas. Él produjo hombres que fueron preparados profesionalmente, hábiles, e involucrados. Ellos eran hombres que podrían representarlo en cualquier situación. Eran hombres que hábilmente se ocuparon de las complejidades de la Palabra de Dios y la aplicaron a cada situación.

 

Y ahora, desde el Día de Pentecostés, el Espíritu Santo es nuestro grande "Amigo interior," siempre presente, con el deseo de controlarnos y darnos poder para la Misión de nuestro Señor. ¿Esta usted lleno del grande, amable y dulce Espíritu Santo, teniendo control de usted desde su interior para que Él pueda determinar su carácter, vocabulario, conducta, agenda, e itinerario?

 

 

Return to Main Page                                                                                                                           Site Rules and Restrictions

 

Copyright © 2005, by ToBeLikeHim Ministries