¡Ahí Esta LA PRESA!

(Español)

CAPITULO 10

 

TALLYHO, ¿EL ZORRO?

¡OH, SI, ESE TÍTULO!

 

 

Oh, sí, ¡ese título! “Tallyho”, el Zorro! Hay un amigo mío que ocasionalmente lo lee y me pregunta, “¿Qué quiere decir eso?” Ahora estoy complacido de responder finalmente esa pregunta, ya que todo el mandato de Jesús se encuentra en la respuesta. Les voy a presentar el trasfondo de la ilustración de la cúal se deriva el título de este libro.

 

En Inglaterra existe el deporte de la cacería del zorro, y los cazadores emplean un llamado para la cacería diciendo “Tallyho.” En nuestro castellano no tenemos equivalente para esa palabra, pero si escribimos la voz de ésta, sería algo así como: “TALIJOO”

 

Cuando los perros andan en jaurías, estos hacen una o más de las siguientes actividades:

 

  1. Duermen
  2. Se alimentan
  3. Si no se sienten amenazados, aceptan nuevos miembros en la jauría.
  4. Pelean entre ellos mismos.

 

Pero hay algo más, y este es el centro de todo

 

¡HASTA QUE UN ZORRO PASA CERCA DE ELLOS!

 

¿Qué es una “iglesia”? Aunque la definición es cruda, pobre, y muy simplista, una iglesia es un montón de cristianos que andan en jaurías. La teología es un póquito más técnica cuando define a la iglesia como “una asamblea o comunidad de creyentes en Jesucristo nacidos de nuevo, llamados, unidos por un propósito espíritual común.” La nuestra en cambio, es una simple, pintoresca, popularizada e ilustrativa versión de la misma idea. La gran falla de la definición no reposa en la analogía sino en el verbo. La mayoría de las iglesias no están andando. Estas son “llevadas” (“él lleva esta iglesia,” “ellos llevan esta iglesia,” “¿cómo es llevada esta iglesia?”),  pero ¡éstas no están andando! Estas son manejadas de la misma manera como se opera una maquinaria, como una empresa, pero estas no están andando en persecución de su meta asignada.

 

Mientras tanto, de regreso a nuestra definición. Una iglesia es un grupo de cristianos que andan en jaurías. Cuando los cristianos andan en jaurías (y lo hacen), ellos harán una o más de las siguientes cuatro cosas.

 

1. Estarán dormidos. La más pertinente Escritura que se puede aplicar a muchas, pero muchas iglesias es, “Despiértate, tu que duermes, y levántate de entre los muertos.” Hace muchos años atrás, un misionero evangélico llamado John Halsy escribió este devastador párrafo:

 

Si yo fuera un escritor, ambicioso de señalarme a mí mismo por escribir el libro más corto que se haya escrito, iría a algunos de los miembros de nuestras iglesias suburbanas, y les pediría permiso para escribir una historia de lo que ellos están haciendo por Cristo  y por el mundo. ¡Muy breve en verdad seria la historia! Una solitaria cifra describiría todo lo que muchos están haciendo por el señor que los redimió, y por un mundo que perece. Hay pasaje de la escritura que debe ser un precioso solaz a algunos que se hacen llamar cristianos—“Pero los que hemos creído entramos en el reposo.” Pero recuerden, que este es el reposo del obrero después de la labor, no es el reposo del ocioso. Pero también tengo otro pasaje en contraposición al este—“¡Ay de los reposados en Sión!” Si, ay, porque este reposo es un culpable ladrón, que le roba a los creyentes y las iglesias su participación con Cristo en la empresa más gratificante sobre la tierra.

 

Ni la resurrección ni una llamada para despertar es demasiado radical para describir la necesidad de muchos cristianos y muchas iglesias. Y digo esto con mucha vergüenza, porque yo mismo he dormido durante muchos toques de trompeta desde cielo, que me han llamado para presentarme a la línea del frente para una nueva misión de combate. Sin embargo, queda el hecho de que muchas iglesias que profesan el nombre de Cristo y  proclaman que se han alineado con el cristianismo que produjo el Libro de los Hechos están tan muertas como los mausoleos. Completamente sedados por el ego, acostumbrados constantemente a (y naturalmente alegres por) un cristianismo sin cruz, ansiosos de popularizar el cristianismo, ellos (nosotros) parecen estar completamente despistados. Así que, ellos duermen.

 

Un bromista dijo,”si todas las personas que se quedan dormidas en la iglesia las colocaran espalda contra espalda— estarían más cómodos.”

 

Hubo otro que definió el predicar como “un hombre hablando en el sueño de otro hombre.”

 

Una dama llamó a su pastor a las 3:00 AM y dijo, “Pastor, tengo un gran problema, un terrible caso de insomnio, y no puedo dormir. ¿Le importaría predicarme por un rato?

 

Afortunadamente, estas son solo bromas, aunque de vez en cuando hay un “calienta bancas” que las justifica. Pero cuando consideramos la trágica realidad de los cristianos que andan como sonámbulos a través de la vida en un camino de supervivencia o auto gratificación, e iglesias que válida y verdaderamente son descritas como “gigantes dormidos” (realmente es una descripción que subestima, ya que la mayoría de las personas no tienen noción de lo que un gigante debería hacer, o haría, o podría hacer si es despertado y en plena acción, por lo anterior, las personas solo tienen una débil percepción de cuan dormida esta realmente la iglesia), estas apreciaciones son más parecidas a juicios que a bromas. La iglesia es un “gigante dormido” esta es claramente el propósito de Satanás.

 

2. Asegurarán su propia supervivencia. Consideremos la diferencia radical entre la mera supervivencia y el verdadero servicio. La “diferencia radical”  frecuentemente no se puede ver porque las iglesias usualmente se pasean por un camino que es una mezcla sedante de las dos cosas. Estas tienen “servicios” y ofrecen “oportunidades para servir,” pero, ¿se acercarán los resultados al nivel de productividad y resultado del Libro de los Hechos? El verdadero servicio involucra  riesgo, sacrificio, y pura aventura, y sus términos son dictados por aquel que conduce esta empresa. Cuando alguién se compromete con el verdadero servicio en la iglesia de hoy, este es elevado a una posición de “cristiano sobresaliente,” pero tales categorizaciones, solo dan a conocer la ignorancia e indulgencia del creyente “promedio.” De paso, ¿un cristiano promedio será lo peor de lo mejor o será lo mejor de lo peor? De todas maneras, la iglesia promedio claramente está enrumbada por un camino de supervivencia, contando las ovejas en vez de alimentarlas y equiparlas  para enviarlas “ “como ovejas entre lobos.” La iglesia ha sido absorbida por edificios, presupuestos, boletines, comisiones, cuerpos y accesorios bíblicos—cosas, aunque excelentes cuando se usan apropiadamente, se transforman en “abejas asesinas” cuando se convierten en un fin. Estos son (o pueden ser) elementos tangibles necesarios en la iglesia, pero dejarse absorber por estos es fatal para los Propósitos Reales de la iglesia. Es claramente el propósito de Satanás que la iglesia marche por un camino de supervivencia.

 

3. Si no se sienten amenazados, aceptan nuevos miembros en la jauría. A veces los motivos para aumentar la membresía de la iglesia, el crecimiento de la iglesia, y las “campañas evangelísticas” necesitan ser satisfechos al máximo. Los motivos se pueden distorsionar fácilmente y corromperse cuando estos acentúan las reputaciones y las historias de éxito individuales de los líderes y la institución que dirigen. La misma actitud defensiva y hostilidad de algunos líderes es una indicación de su conocimiento de la mezcla de motivos por los cuales ellos “edifican” estructuras, organizaciones, edificios, multitudes, etc. Nadie tiene motivos perfectamente puros, pero, el crecimiento de la iglesia puede convenientemente aumentar la reputación y esconder egos inflados mientras que anuncian un deseo puro de “servir al Señor.” La carne siempre merodea como un poderoso y mortal potencial debajo de todas nuestras tenues capas de espiritualidad. Yo estoy confesando mis propias debilidades en este momento, y es eco de la común y contrita confesión de muchos pastores honestos y rendidos a Dios a quienes he conocido. Conozco dos iglesias pequeñas que de pronto se dieron cuanta del rápido crecimiento de la comunidad donde estaban. La reacción de la “vieja guardia” de los líderes al inevitable crecimiento de la iglesia fue asombrosa. En cada caso, los líderes le dijeron al pastor, “Debemos tener cuidado con toda esta gente nueva que está viniendo, porque si sigue aumentando, vamos a perder el control de la iglesia” ¿Podría tal mentalidad egocéntrica, de supervivencia y auto gratificante prevalecer sobre una iglesia en “crecimiento”? ¿ Pueden tales apreciaciones venir de los líderes de la iglesia? Todo líder con cualquier responsabilidad en la iglesia se ha topado con tales cosas en el líderazgo de la misma—y posiblemente en el mismo también. Esta es solo una de las formas que la fea carnalidad puede tomar. La carnalidad usualmente esta orientada al desempeño o esta orientada a la protesta, donde los líderes espirituales y los miembros fieles son seleccionados como blancos principales de Satanás para provocar tales demostraciones de la carne. Después de más de cuarenta años en el ministerio, encuentro que debo constantemente mantener la carne en la posición de “considerarla muerta” (Romanos 6:6,11; Gálatas 2:20).

 

Recuerda la línea final de nuestra ilustración: ¡HASTA QUE UN ZORRO PASA CERCA DE ELLOS!  Cuando un zorro anda cerca, y es visto claramente por los perros, estos apenas dedicarán tiempo para dormir. Estos no se preocuparan más por su supervivencia. Aceptarán nuevos miembros en la jauría mientras corren, pero los únicos perros que vendrán serán aquellos que desean de ser absorbidos por el torbellino de la cacería del zorro y perseguirlo junto con los otros perros. Aunque los perros se tropiecen con ellos mismos mucho más fuerte y más frecuentemente que antes, estos difícilmente notarán los golpes y los aporreos entre ellos—ya que tienen cosas más importantes que hacer que estar aullando, ladrando, y dentellándose unos a otros. Con el zorro claramente a la vista, los perros correrán con una consólidada visión y propósito.

 

¿QUE ES ENTONCES EL ZORRO?

 

Para el cristiano, para la comunidad de creyentes, ¿Qué es el zorro? Yo estimo como “cosa dada” que la meta que debe proseguir del cristiano es simplemente Jesucristo. La vocación de la vida cristiana es simplemente la “búsqueda de Jesús,” o “firmemente siguiendo tras Él.” Esto es absoluto e indiscutible para mí. Pero el procedimiento ordenado para enlistar otros seguidores es ese único zorro que Jesús puso delante de Sus discípulos como la “Gran Comisión.” Los líderes cristianos tienden a crear pequeños zorros  para “su gente” para perseguir—tales cosas como asistencia, campañas, campañas de mayordomía, programas pro-templo, y otros énfasis. Pero estos “pequeños zorros” pueden “dañar las viñas” Estos pueden fácilmente convertirse en puntos de enfoque, drenando la atención de los creyentes hacia actividades y programas los cúales son más para la auto gratificación que para el impacto mundial.

 

Varios cazadores estaban pasando su tiempo de ocio alardeando acerca de sus perros cazadores. Uno de ellos dijo, “yo creo que mi perro podría olfatear un rastro de más 50 años de edad en un camino.” “Oh si,” dijo otro, “ningún perro puede olfatear un rastro tan viejo.” “Bien, Yo creo que el mío si puede,” dijo el primero. Un tercer cazador interrumpió y dijo, “Yo sé cómo podemos saberlo. Yo recuerdo cuando niño que mi papá decía que había un viejo zorro que acostumbraba correr cada noche por debajo de nuestra antigua  casa, y de eso hace ya unos cuarenta años o más. ¿Porqué no vamos para allá y vemos si tu perro puede recoger nuevamente el rastro?” Así que ellos metieron sus perros en las jaulas y las colocaron en la parte trasera de una camioneta y condujeron hasta la casa ahora abandonada. Ellos tomaron al perro hasta el borde de la entrada de la casa y lo caminaron por un costado de esta. De repente el perro comenzó a saltar y a olfatear, y a saltar y olfatear— jalando muy fuerte de la cuerda. El propietario del perro lo soltó. El perro salió disparado a través del patio lejos de la casa. Cuando este estaba a unos veinte metros de la casa, el perro salto en el aire unos dos metros de alto. “¿Qué le pasa a ese perro loco?” Uno de los hombres gritó. “No tiene nada de loco,” dijo el antiguo habitante de la casa, “hace cuarenta años había una cerca allí, y el zorro solía  saltar esa cerca.” El zorro continuaba olfateando y corriendo a través del campo. De repente este dio un giro a la derecha y siguió describiendo una curva alejándose de la casa. El antiguo dueño de la casa dijo, “hace cuarenta años, había una línea de árboles y arbustos en ese mismo lugar, y el zorro solía correr alrededor de estos. “Si, seguro que ese perro tuyo está siguiendo el curso exacto de ese viejo zorro.” El perro se mantuvo correteando por todo ese campo hasta que desapareció. Los cazadores habían estado tan fascinados viendo a ese perro que no habían notado que el perro se estaba perdiendo de vista y ya no se percibían sus sonidos. En ese instante uno de los cazadores dijo. “Mejor vamos tras él, para ver hasta donde nos lleva.” Pero buscaron por todos lados y no pudieron encontrar al perro. Después de estar buscando al perro el resto del día, decidieron detener la búsqueda, y esperar a que el perro pudiera regresar por sí mismo. Pero sus esperanzas se desvanecieron. El perro se había ido, y no lo pudieron encontrar por ninguna parte. Después de varias semanas de espera y algunas búsquedas y preguntas ocasionales, ellos tristes se rindieron y abandonaron la búsqueda del perro.

 

Dos años más tarde, después de abandonar la búsqueda y perder toda esperanza, una noche sonó el teléfono del propietario del perro. La persona que llamaba preguntó, “ ¿Es esta la casa de Rex, un perro cazador?” “Bueno, una vez lo fue,” respondió el propietario, “pero Rex no ha sido visto ni escuchado aquí en dos años. ¿Quién es usted, y que está sucediendo?” “Bueno, señor, es que tengo una extraña situación que reportarle a usted. Yo soy el gerente de una tienda por departamentos en la ciudad de Nueva York. He identificado su perro por el nombre y dirección que están grabados en la placa del collar de su animal. El perro está escaleras abajo en mi tienda, y no lo puedo sacar. Este tiene acorralada una vieja estola de zorro en uno de los  rincones del sótano, y no podemos hacer que desista y se valla.” El propietario del perro se recuperó de su asombro, tomó control de la situación, y dijo, “Señor, ¿podría considerar enviarme el perro de regreso y cargar a mi cuenta todos los gastos?” El gerente respondió, “Ya he pensado en eso y lo he verificado y el costo de enviar el perro de regreso es muy alto.” El dueño del perro pregunta. “Bien, ¿cuánto cuesta la estola de zorro?” “Solo $65 ” respondió el gerente. Después de una pausa, el dueño del perro lentamente preguntó, “entonces, señor, ¿podría despachar la estola de zorro hoy mismo a mi dirección, y luego deje abierta la puerta del sótano de su tienda mañana por unos cinco minutos?”

 

Amigos, es tiempo—por amor a Dios, por amor a Cristo, por amor a las multitudes de almas pérdidas, por amor a la comunidad de creyentes, por amor a todo lo que es verdadero, noble y bueno, para que regresemos a nuestro “lugar de origen” espíritual, recojamos el rastro del olor de la vieja esencia (La Gran Comisión), una esencia que probará ser más grátificante que todo lo que el mundo y la carne pueden ofrecer, y pongámonos tras La Pista del Gran Zorro.

 

¿Cuál es ese Gran Zorro? El Gran Zorro es impacto mundial total. Totalmente Mundial. Impacto Mundial Total. Un impacto totalmente mundial. Este es el Gran Zorro de Cristo—el cual le ordenó a Su pueblo que “persiguiera”. Todos los cristianos deberían echar una larga e inspiradora mirada al Gran Zorro todos los días de su vida. Una larga  e inspiradora mirada al Zorro, implicará la comprensión de varios conceptos clave. Uno es visión. El otro es estrategia. El otro es multiplicación motivada y motivadora, un concepto que jugó un papel importante en la producción del Libro de los Hechos. Y el último concepto es la comprensión del Impacto Mundial Total—la meta de impactar totalmente al mundo, y la meta de un impacto que es “total,” esto incluye todos los mandatos y maneras reveladas para cumplir la tarea.

 

 

 

 

 

 

Return to Main Page                                                         Site Rules and Restrictions

 

Copyright © 2005, by ToBeLikeHim Ministries